Situada en España, esta propiedad de 450 m2, restaurada por la firma  Galán Sobrini  Arquitectos, lo tiene todo: una maravillosa ubicación, práctica y elegancia.

 

¿Su

particularidad? Gira en torno a una escalera con un lucernario que proporciona luz natural sin límite. Pero quizás no tengas más que ofrecerte la posibilidad de abrir o cerrar espacios a placer, haciéndola en una vivienda funcional.

 

No hay heno

duda de que la arquitectura y los detalles como carpintería, armarios, vestidores, librerías y decoración, conviven en gran armonía y ofrecen a sus ocupantes confort, estilo y, sobre todo, tranquilidad.

 

LA MAGIA DE LOS PANELES CORREDIZOS CREA HABITACIONES AMPLIAS.

Luz inteligente, la clave

Un estudiado proyecto de iluminación a cargo de Adriana Arranz-Sobrini y Cristina Chaves Galándio como resultado espacios diáfanos y armónicos que dan la bienvenida a un estilo joven y con mucha fluidez.

 

Relajado y moderno

El dormitorio es básico pero inspirador; fue decorado con una gran cabecera y tiene un vestidor oculto tras paneles casi invisibles.

 

Diseño renovado

El mobiliario en blanco y los detalles en maderas claras y fibras naturales aportan modernidad, y son perfectos para mantener el orden.

 

LOS BAÑOS, CUBIERTOS DE CERÁMICA EN SUAVES TONOS GRISES, OBSEQUIAN UNA ATMÓSFERA LIMPIA Y RELAJADA.

La magia de los colores.

¿El mejor lugar de la casa? La habitación para reunirse en familia. Los tonos pastel en accesorios y paredes dan un toque divertido.