* * Así son las primarias en EE.UU para la designación de candidatos a la presidencia – Noticia Global

Así son las primarias en EE.UU para la designación de candidatos a la presidencia

Spread the love

Iowa abrió el pasado 3 de febrero la carrera para la designación de los candidatos a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebran el 3 de noviembre. Todavía en el mes de febrero, las próximas contiendas serán en New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur.

En el Partido Republicano no hay duda de que el candidato será el actual presidente, Donald Trump, que intentará asegurarse su segundo mandato, el máximo que permite la Constitución. Varios estados (en el momento de publicarse este artículo, Nevada, Arizona, Kansas, Virginia, Carolina del Sur y Alaska) incluso han cancelado sus primarias como muestra de apoyo al presidente.

Por lo tanto, el interés está en el Partido Demócrata: 11 candidatos han partido de la línea de salida aunque solo seis obtienen un apoyo en las encuestas de más del 5%: Bernie Sanders, Joe Biden, Elizabeth Warren, Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Michael Bloomberg. 

Caucus o votaciones 

El fiasco de los demócratas en Iowa, donde hubo dificultades en el recuento, ha vuelto a cuestionar el sistema de caucus o asambleas. El sistema ya estaba en entredicho y de hecho el partido ha reducido su uso: en 2016 se utilizó en 18 estados, mientras que en 2020 solo va a usarse, además de en Iowa, en Dakota del Norte, Nevada y Wyoming.

Funciona así: los simpatizantes que acuden se agrupan según su aspirante favorito. Para que un aspirante pase a la siguiente ronda su grupo tiene que alcanzar mínimo un 15% de los presentes en el recinto. Si no lo logra, hay dos opciones: o se convence a suficientes personas para que engrosen el grupo hasta el 15% o se disuelven y cada quien busca un aspirante alternativo. De esta manera, los caucus premian al candidato que tiene una base de apoyo activa.

 

Para todos los públicosEl caos en los 'caucus' de Iowa empaña el inicio de las primarias demócratas reproducir videoEl caos en los ‘caucus’ de Iowa empaña el inicio de las primarias demócratas.

Para superar las dificultades de este sistema de democracia directa, heredero del origen de la democracia estadounidense, se optó por la votación tradicional con papeleta, que es la usada por los republicanos en todos los estados.

En el caso de las votaciones, los candidatos también necesitan al menos el 15% de los votos de cada estado para obtener delegados.

Además, 49 estados requieren que se esté registrado para votar (todos menos Dakota del Norte) y en 11 de ellos los partidos exigen la afiliación previa (lo que se llama primarias cerradas), según la Ballotpedia, una página web sin ánimo de lucro que informa sobre el proceso electoral.

Elección indirecta 

En las primarias no se elige propiamente a los candidatos a la presidencia sino a los delegados que cada Estado envía a las respectivas convenciones, donde nominan por mayoría al candidato o candidata y se aprueban las líneas del programa electoral. La convención demócrata se reunirá en Milwaukee (Wisconsin) entre el 13 y el 16 de julio; la republicana tendrá lugar entre el 24 y el 27 de agosto en Charlotte (Carolina del Norte).

Cada estado puede elegir su propio sistema para repartir los delegados pero principalmente se usan dos: el proporcional, que reparte los delegados en función de los votos obtenidos por cada candidato; y el conocido en inglés como winner-takes-all, en el que el ganador obtiene todos los delegados.

Los demócratas deben elegir a 3.979 delegados, a los que se sumarán en Milwaukee más de 700 «superdelegados»: figuras políticas, en activo o retiradas, que participan en la convención y cuyo voto no está condicionado por las preferencias de los militantes, por lo que pueden inclinar la balanza hacia el aspirante preferido por el aparato del partido.

Tras las protestas de Bernie Sanders en 2016, cuando los «superdelegados» anunciaron su apoyo a Hillary Clinton antes incluso de comenzar las primarias, el Partido Demócrata ha limitado su participación. Solo podrán votar en el caso de que algún candidato ya haya conseguido una gran ventaja durante las primarias, obteniendo por sí mismo más de 2.378 delegados, o si ninguno obtiene la mayoría en primera votación.

Los republicanos, por su parte, eligen a 2.551 delegados con voto vinculado a los resultados de su estado, y otros 110 que pueden votar libremente, similares a los «superdelegados» demócratas.

El Supermartes 

El 3 de marzo es la fecha más importante del calendario de las primarias. Coinciden las votaciones en varios estados, incluyendo dos con mucho peso: California y Texas.

Ese día votan los demócratas de 14 estados, más los que se encuentran en el extranjero. El 40% de los delegados del partido del asno se eligen el 3 de marzo. California y Texas, ambos con una importante población hispana, eligen a 643.

A partir de ahí, el ganador puede estar prácticamente decidido, aunque quedarán aún citas relevantes, como Florida (17 de marzo) o Nueva York (28 de abril). Las últimas en elegir al candidato demócrata serán las Islas Vírgenes el 6 de junio, mientras que los republicanos acabarán sus primarias un día después en Puerto Rico, pese a que estos territorios no participan en las elecciones presidenciales.

 

 

 

Fuente: RTVE: