* * Cómo preparar agua de arroz para la gastritis – Noticia Global

Cómo preparar agua de arroz para la gastritis

Spread the love

Si sufres de manera continua de molestias gástricas, prueba el siguiente remedio natural.

Padecer gastritis es una afección estomacal muy molesta. Se puede prevenir consumiendo alimentos sanos y manteniendo un estilo de vida saludable, sin embargo, si ya sufres de estás molestias, te recomendamos preparar este remedio natural de agua de arroz para la gastritis.

La gastritis incluye a un grupo de enfermedades que tienen como característica común la inflamación del revestimiento interno del estómago. Se produce cuando la debilidad o las lesiones en la barrera mucosa que protege el estómago permiten que los jugos digestivos dañen e inflamen el revestimiento del estómago.

Además, la comida picante, el abuso del alcohol, la ingesta de grasas en exceso ayudan a que aparezca la gastritis.

De acuerdo con el portal web Mejor con Salud, hay muchos remedios caseros a base de arroz para terminar con esta molestia estomacal. El agua de arroz es fácil de preparar y realmente efectiva, sirve para todas las personas, independientemente de la edad y es un remedio natural y económico rico en minerales y nutrientes.

Ingredientes

  • 1 taza de arroz (200 g)
  • 6 tazas de agua (1,5 litros)

Preparación

  • Primero debes cocer el arroz usando un litro y medio de agua por cada taza de arroz blanco.
  • Deja que pase tiempo suficiente hasta que esté blando, alrededor de 20 o 25 minutos. No importa si el arroz queda muy blando porque buscas sus propiedades, no un arroz para comer.
  • Deja la olla tapada para que se evapore la menor cantidad de agua posible.
  • Luego, deja entibiar el agua y el arroz
  • A continuación, cuela y reserva el agua en un recipiente o botella en el refrigerador
  • Finalmente, consume 3 vasos de este agua de arroz diariamente hasta que los síntomas se calmen.

Nota: Recuerda que si los dolores estomacales o reflujo esofágico no se alivian acude a tu médico de cabecera para que te derive al especialista.

 

Fuente: Panorama