* * La eutanasia en el mundo. – Noticia Global

La eutanasia en el mundo.

Spread the love

Este martes el Congreso de los Diputados abrirá la puerta a la proposición de ley que despenalizará en España la eutanasia y convertiría nuestro país en el cuarto de Europa -tras Holanda, Bélgica y Luxemburgo– y en el sexto del mundo que permite poner fin a la vida con la intervención de un profesional de la salud en caso de enfermedad incurable, grave, crónica e invalidante.

Sobre si es o no una demanda de la sociedad española los últimos sondeos al respecto reflejan un apoyo mayoritario. Un 84% de los encuestados eran partidarios de permitir la eutanasia en caso de enfermedad incurable, según un sondeo Metroscopia de 2017. En 2015 el 77,5% de los españoles estaba total o bastante de acuerdo en regular la «muerte digna», según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

¿Cómo se regula en el resto del mundo?.

Eutanasia legalizada en cinco países

La eutanasia actualmente es legal únicamente en Holanda, Bélgica y Luxemburgo, Canadá y Colombia. 

En abril de 2002 Holanda sentó un precedente al convertirse en el primer país del mundo en legalizar la eutanasia. Poco después, Bélgica y Luxemburgo siguieron el camino que había tomado su país vecino. Estos tres lugares son, en la actualidad, los únicos de Europa donde se permite la «muerte asistida». Más recientemente, Colombia y Canadá ampararon esta práctica en su legislación aunque, cada norma recoge sus propios matices.

En Holanda se aplica a enfermos con dolor insoportable e irreversible y es el paciente quien debe pedirla a su médico, que está obligado a consultar con otro antes de decidir.

Bélgica tiene una ley similar. Tampoco hay un control previo y solo se necesita el visto bueno de dos médicos. A diferencia de la ley holandesa, la eutanasia puede aplicarse a cualquier edad, mediando consentimiento paterno, y también incluye casos de sufrimiento psíquico irremediable.

Algunos países europeos han llevado recientemente a votación su regulación, como Portugal, donde en mayo de 2018 se intentó, sin éxito, aprobar una ley al respecto.

Suiza: suicidio asistido

Por el momento no hay más países que despenalicen en su totalidad la eutanasia. Sí hay lugares en los que se permite el suicidio médicamente asistido que, a diferencia de la eutanasia, no requiere de una intervención directa de los médicos.

Estos únicamente suministran los medios necesarios y es el paciente quien se toma la medicación voluntariamente para terminar con su vida. Es el caso de Suiza, donde no se contempla castigo para quienes ayuden a otro a morir, siempre y cuando sea por razones altruistas.

Suiza permite el suicidio asistido desde los años cuarenta del siglo pasado. De aquí se deriva la existencia de organizaciones que ayudan a extranjeros procedentes de Italia, Francia o España a gestionar sus peticiones para «morir dignamente». En Italia y Francia, la legislación es similar a la española, y la eutanasia está prohibida.

En Estados Unidos, la eutanasia es ilegal, pero en algunos de sus estados como California y Montana dejan abierta las puertas a la muerte asistida en pacientes terminales. De la misma manera, en Washington, Oregon y Vermont, se contempla el suicidio asistido basándose en el fundamento legal que reconoce «el derecho a decidir de las personas».

Alemania y Austria: eutanasia pasiva

Lo que no se permite en SuizaAlemania o Austria es la eutanasia activa, pero sí indirecta o pasiva siempre y cuando el enfermo haya expresado esa voluntad.

La eutanasia pasiva, cuando se consigue la muerte del paciente en situación irreversible suspendiendo el tratamiento médico, está reconocida bajo ciertas condiciones en las legislaciones de Suecia, Noruega, Dinamarca Finlandia.

 

Las manos de un profesional sanitario cortan con unas tijeras una vía intravenosa.Según la Asociación Médica Mundial (AMM), la eutanasia es ¿el acto deliberado de poner fin a la vida de un paciente, aunque sea por voluntad propia o a petición de sus familiares, y es contraria a la ética.

En el lado opuesto se encuentra Polonia, que entiende la eutanasia como un asesinato y castiga su práctica con hasta cinco años de prisión, aunque no es el único país europeo donde está penado. También Bulgaria o Croacia lo castigan con hasta 6 y 8 años respectivamente.

¿Qué se permite hasta ahora en España?

Aunque la eutanasia o el suicidio asistido están considerados un delito penal, en España sí es legal la sedación terminal, también conocida como sedación paliativa.

Hablamos de un tratamiento reconocido por la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) que la engloban dentro del tratamiento de cuidados paliativos.

En 2011, estas dos entidades aprobaron una guía clínica que determina que los médicos que aleguen «objeción de conciencia» para negarse a aplicar la sedación en pacientes en agonía, estarán actuando fuera de las buenas prácticas médicas.

La sedación es por tanto, legal y está generalizada en el país, ayudar a morir, en cambio, se tipifica como delito.

 

 

Fuente: RTVE.