* * La hepatitis A golpea a Venezuela | Por: Dr. Ricardo García – Noticia Global

La hepatitis A golpea a Venezuela | Por: Dr. Ricardo García

Spread the love

Es una de las causas más comunes de hepatitis a escala mundial y actualmente en Venezuela su prevalencia ha aumentado vertiginosamente, a tal punto de ser un problema de salud pública.

El virus hepatitis A (VHA) fue aislado en 1973 y su prevalencia disminuyó internacionalmente por mejoras en higiene y políticas en salud pública aunque el mayor impacto sanitario lo produjo la vacunación contra el virus.

En EEUU se redujo la incidencia en 90% al comenzar la vacunación rutinaria en niños desde 1999. En nuestro país las condiciones higiénicas y sanitarias han disminuido dramáticamente aunado al deterioro en servicios básicos como la baja disponibilidad de agua corriente ha favorecido un repunte de casos de la enfermedad,  lo cual se agrava con la dificultad para adquirir la vacuna de forma pública y su elevado costo en privado, constituyendo una alerta sanitaria que por falta de datos oficiales no podemos definirla como epidemia aunque en la práctica lo es.

El virus de la Hepatitis A es un Enterovirus ARN y su replicación se producen exclusivamente en la célula hepática o hepatocito. Se transmite por vía fecal-oral, es decir por la ingestión de alimentos o bebidas contaminadas con el virus (proveniente de heces de los pacientes) o por el contacto con secreciones de personas infectadas. La población de alto riesgo son viajeros, centros  de cuidado diario de ancianos y niños y zonas de pobreza y bajas condiciones higiénicas. El virus puede permanecer viable por muchos años en el medio ambiente y hervir el agua, el cloro y el yodo son eficaces para destruirlo.

La enfermedad tiene un período de incubación de 14 días, puede ser asintomática en menor porcentaje, el 75 % puede presentar fiebre 39ºC, malestar general, pérdida de apetito, cefalea o dolores musculares, nauseas, seguida de  ictericia (coloración amarilla de piel y mucosas) y orinas oscuras que puede durar hasta 4 semanas.

En el laboratorio aumentan las aminotransferasas y bilirrubina progresivamente hasta disminuir a las 12 semanas aunque en algunos casos pueden persistir varios meses. Los estudios serológicos o anticuerpos específicos contra el VHA, (IgM e IgG) comienzan a detectarse después de la segunda semana  y la fracción IgG permanece detectable de por vida, expresando inmunidad.

El tratamiento consiste en reposo en domicilio, antipirético y medidas de higiene. En general el pronóstico es bueno, la persona produce inmunidad contra el virus y no hay recurrencia, cronicidad ni secuelas. La Organización Mundial de la Salud calcula que el 99% de los pacientes se recuperan en 1 a 2 meses, la mortalidad es muy rara y se produce por Hepatitis fulminante con falla hepática cuyo riesgo aumenta con la edad y/o enfermedad hepática coexistente. En EEUU se reporta una mortalidad de 0,3% y aumenta a 1,8% en mayores de 50 años. En estos casos el tratamiento es soporte en cuidados intensivos y transplante hepático.

En tiempos de aumento del número de casos como actualmente en Venezuela, la prevención es determinante,  principalmente garantizar buena higiene personal, lavado de manos antes de cada comida y luego de ir al baño, siendo esto fundamental, limpieza del ambiente insalubre, disponer de adecuada disposición de agua residuales, contar con agua potable confiable y/o potabilizarla con cloro o yodo según las normas, evitar comida cruda, sobre todo mariscos, lavar bien los vegetales y la inmunización con la Vacuna en personas susceptibles no vacunados y que no hayan padecido la enfermedad al igual que personas institucionalizadas (Geriátricos o casas hogar). Se debe administrar 2 dosis, con 6 meses de diferencia.

 

Fuente: Caraota Digital/ Ricardo Garcia

Deja un comentario