* * Lorenzo Linares: El sueño de la oruga – Noticia Global

Lorenzo Linares: El sueño de la oruga

Spread the love

Buenas como estan mis estimados lectores, en ocasiones muchas personas suelen criticar demasiado hasta  el punto de despreciar la maravilla del Universo, en especial lo grandioso y lo sabía de la naturaleza que nos da lecciones tan importantes, que solo bastaría entenderla y comprender que todas las cosas que nos rodean tienen un pro, y no un contra, ya que si buscamos entenderla, podemos ver lo importante que es para la vida.

Es así que si no prestamos atención a todo lo que esto implica, realmente no sabría que decir ya que no  hace falta tener una gran preparación  para asimilar Sus enseñanzas.  Aquí  les traigo un cuento que nos mostrara lo importante que seria todo si prestamos atención a todo, lean con delicadeza para que puedan correlacionar esta pequeña historia de una oruga que un  día tuvo un  sueño Imposible.

EL SUEÑO DE LA ORUGA.

Un día en una mañana muy temprano una pequeña oruga salió a caminar con dirección al sol, cuando de repente en el camino e encontró un saltamontes el cual a ver lo emocionada que se encontraba le preguntaría.

-Hola amiguita dime ¿Hacia dónde te diriges?,

La Oruga sin dejar de caminar, le contestó:

  • Anoche tuve un hermoso sueño donde subía a la gran montaña además que tambien volaría para mirar y poder divisar mejor todo el valle…

A lo que el Saltamontes la miraría y se echaba a reír diciéndole.

  • Jajaja tu jajaja, fijate pensar así es toda una gracia porque para ti una gran montaña, sería  una enorme piedra, así como un pequeño charco será un gran mar.

La Oruga aun así viendo que el saltamontes se reía de ella continuó caminando y le contestó.

  • Claro comprendo lo que dices, pero creo que no desistiré a mi sueño.

A lo que el Saltamontes la miraría y se echaba a reír diciéndole.

  • Terminarás agotandote y sobre todo muerta
  • no te preocupes que eso que me dices jamas ocurrira,- La Oruga le respondió.

El Saltamontes la miraría y se echaba a reír diciéndole.

  • Bien como quieras pero de mi parte te digo, tu estas loca.
  • Si por un sueño.- Respondió nuevamente la oruga sin detener su lento andar.

También en el camino, se encontraba a una rana, después un topo y una flor, donde le decían que desistiera de su sueño,

  • Buenas mi querida amiga, a dónde te diriges en esta bella mañana.- Le dijo la Rana
  • Rumbo a la gran montaña.- Contestó la oruga.
  • Oye pequeña dime hacia dónde te diriges.- Dijo el topo cuando vio de repente la Oruga
  • Buenos días señor topo me dirijo rumbo a la gran montaña
  • Sin duda, ¡Debes estar loca!, ¡Tú, una simple oruga!. Jamás podrás lograr ese absurdo sueño… dijo el saltamontes sorprendido

La oruga continuó su camino, y mientras se alejaba la oruga comienza a darse cuenta de que tal vez tenían razón, ya que empieza a sentirse un poco  agotada y sin fuerzas, para andar más a pesar que en lo que quedaba de mañana tan solo había avanzado unos cuantos metros, se dice.

  • Bien parece que no podre mas, ya he gastado mucho de mi energía vital, no me queda más que descansar.

La oruga a punto de morir, decidió parar en un rinconcito cerca de un árbol y construyó con su último esfuerzo un lugar donde descansar, que al terminal cerró su refugio y antes de eso dijo.

  • Estaré mejor! fue lo último que dijo

Fueron las últimas palabras que dijo antes de cerrar el capullo y  murió, al ver todos los animalitos se quedaron sorprendido y fueron a mirar los restos del animal más loco del pueblo, donde otros realizaron una lápida y colocaron en su tumba un monumento que decía. «Este el claro ejemplo de la insensatez y un mensaje de advertencia para los insensatos y atrevidos, que no comprenden que no se puede hacer cosas imposibles.

De repente una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial todos los animales se congregaron en torno a aquel capullo, todos quedaron atónitos como de aquella concha dura y seca que comenzaba a quebrarse, con asombro  vieron como comenzaban a divisarse unos ojos brillantes y unas antenas que no podía ser la de la oruga

apareció con unas hermosas alas arco iris que comenzaron su vuelo hacia la gran montaña. La oruga, convertida en mariposa, realizó, por fin, su sueño de subir a la libertad de las cumbres, a la cual  creían muerta. Poco a poco, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: «UNA HERMOSA MARIPOSA»…

La pequeña oruga había realizado su mayor sueño:–Él sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir…

De igual manera, fue la vida del Señor Jesús. Sus adversarios lo creyeron en algún momento «loco»… Pero Jesús, no se detuvo, él sabía cual era su destino… Morir, para luego ser sepultado y cuando todos creyeron que allí había terminado la vida del manso rebelde de Galilea, al tercer día, resucitó para luego ascender a los cielos y así convertirse en el Salvador del mundo. Amén.

«Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. (ROMANOS 14:9).

Paz Y Salud.

Una hermosa historia que nos enseña que todo es posible , solo que a veces debemos transformar nuestra forma de actuar ( nuestro carácter) , para de esa forma alcanzar con alas lo que con los pies no podemos.

Hasta la proxima