* * Los zulianos anhelan que el Año Nuevo se normalice los racionamientos de Agua y electricidad – Noticia Global

Los zulianos anhelan que el Año Nuevo se normalice los racionamientos de Agua y electricidad

Spread the love

Tanques tocando fondo, algunos de ellos secos desde hace semanas junto a una electricidad indomable es parte del gran escenario de las carencias más insufribles que vive la colectividad zuliana este 2019.

Ante esto los deseos o propósitos de Año Nuevo están intrínsecamente ligados a estos dos servicios, pues seguir en la misma situación en el 2020 será una verdadera calamidad que trasciende desde hace años.

“El que no tiene bomba no agarra agua”

Despertar en plena madrugada tras escuchar que finalmente el grifo de la cocina tomó vida y unas gotas caen se convirtió en una de los más anhelados momentos, pues comenzar a llenar pote por pote y hasta las cucharas sigue siendo la prioridad del momento. Blanca Rodríguez lo sabe bien y asegura que hasta mitad del año pasó largas noches carreteando agua desde el tubito al frente de su casa, pero que la inversión de comprar una bomba satisfizo la necesidad por unas horas.

“El que no tiene bomba no agarra agua, es así de sencillo, podemos pasar más de tres semanas secos, luego llega por uno o dos días. Hay que llenar, lavar, volver a llenar y si no tienes bomba no se puede hacer todo eso, el detalle es cuando no hay luz y no se puede porque el agua no llega con fuerza, así que ojalá que el año que viene resuelvan eso”, dijo Rodríguez.

Una planta o servicio

Quienes pudieron lo hicieron, quienes no, pues se las idearon para poder pegarse en los momentos a oscuras del circuito cercano con electricidad a través de largas extensiones y así tener al menos un ventilador en el día o la noche, pero no todos corrieron con la misma suerte, ya que las prioridades eran otras.

“Después de los apagones se puso peor, uno aguantaba las dos o cuatro horas, pero esas seis y a veces hasta más ya es mucho, nada se congela, hay que comprar lo que se va a comer en el día porque de lo contrario se daña, y dormir así es espantoso, los niños y enfermos son los que han sufrido más (…) Me gustaría que sí, que ya no la quiten más y es ilógico que ese sea el deseo de uno cuando debería aspirar a más, pero sin electricidad es difícil poder seguir intentándolo”, dijo Ender Suarez.

Pero el conteo apenas inicia, las campanas aun no suenan, y la entrada no solo a un nuevo año sino a una nueva década se ven en los ojos de los zulianos que esperan con ansias la solución definitiva a los problemas de servicios públicos.

Luis Fernando Herrera