* * Maria Elena Ruiz, un Ángel de Dios, que hace un año partió – Noticia Global

Maria Elena Ruiz, un Ángel de Dios, que hace un año partió

Spread the love

María Elena Ruiz, nació un 7 de Diciembre de 1958 y partió de este mundo físico al espiritual un 27 de Abril de 2019, dejando un Hijo y una nieta y muchos hijos y nietos espirituales.

 

Fue una mujer, muy dada a Dios y a su prójimo en todo momento sin importar nada ni nadie, fue una gran luchadora en todos los sentidos, nunca se detenía por nada porque siempre buscaba las fuerzas en Dios, se entrego por completo a Dios.

 

Su Amado hijo Adolfo, le dejo la siguiente cuartilla en su conmemoración a su bella y preciosa madre:

 

«Madre, hija, amiga, abuela, familia como nadie, una mujer ejemplar, de un corazón que no tiene medida, dedicada al Señor al 100% .  Marcó un sentimiento sumamente bello en todas y cada unas de las personas que tuvieron la oportunidad de conocerla, honesta, dedicada, llena de mucha paz y armonía, recorrió la vida dejando su huella por donde ella pasara, en su recorrido aprendió y enseñó a muchas personas siempre basándose en lo principal que es la palabra del Señor.  Fue una mujer de muchos conocimientos y finalmente se dedicó a vivir para el Señor en todo momento y de la misma forma, que aunque no tuviese como ayudar buscaba la forma de ayudar a sus allegados así ella tuviese que quedarse sin nada, mujer sin igual pura y de corazón siempre con las mejores intenciones para todo su alrededor.  Durante el camino de su vida el señor le puso muchísimas pruebas duras las cuales siempre salió de ellas con la fuerza del señor, hasta que finalmente le tocó la prueba más fuerte que pudo haber pasado, le diagnosticaron un Cáncer, y aún así ella siguió confiando en el señor y más entregada a él, venció muchas tempestades y batallo con esta terrible enfermedad hasta que estuvo totalmente preparada para partir con el señor.  Para su familia y yo, su hijo, nunca será aceptado esto pero lo importante es que ella estaba feliz de partir con su gran padre, el señor, dejó un huella infinita en cada corazón y dejándonos claros que nos falta mucho por vivir y aprender mucho de lo que ella sabía.  Madre me dejaste aquí en tu hogar, lleno de paz, amor y lleno de la luz del Señor, para mi sigues estando en cada rincón y siempre en lo más grande de mi corazón, te sigo amando como siempre y viendo hacia arriba lo bello que brilla el cielo con tu vista, te amo como nadie ama en el mundo y siempre estaré orgullo de ti, tus amigos y familiares te aman y te bendicen muchísimo, siempre fuiste tu, una reina, bella, pura, angelical, te amamos por siempre.»

 

Personalmente tuve la dicha de conocer a tan hermosa persona, dedicada por completo a Dios y sus mandatos, dedicada a su prójimo como nadie, me enseño que la vida aunque sea fuerte hay que seguir adelante de la mano de nuestro amadisimo Señor, que aunque las cosas cuesten aceptarlas hay que seguir adelante porque es lo que Dios siempre quiere de nosotros, lo mejor, hacernos santos.

 

Para mi, no se para otros, Maria Elena Ruiz fue una santa, que como todos, tenia su carácter que Dios aunque fue moldeando, aun asi se que le faltaba mucho pero en la cama consiguió esa oportunidad de purificarse totalmente para encontrarse en la Luz con nuestro amadísimo Jesucristo (Yeshua ha Mashiaj).

 

Ella fue creyente catolica, luego cristiana y luego termino siendo Judio Mesianica, es decir judía creyente de que Jesucristo (Yeshua ha Mashiaj) es el mesías, es el Señor, asi la conoci yo, asi murio, entregada por completo a Dios, porque Dios no es Religion, Dios esta en todos nosotros y ella nos los demostró que con lo que somos y hacemos damos fe de que Dios existe, y ella lo puso siempre en primer lugar como debería de ser siempre.

 

En la Biblia, Torá, esta algo que Dios nos enseño desde el principio y no ponemos en practica sino que lo hacemos cuando necesitamos de Dios siempre, y es la siguiente oración:

 

Shema Israel, Adonay Eloheinu, Adonay Ejad, Baruj shem Kevod, maljuto leo lan vaed.

 

Oye Israel, Nuestro Dios, Uno ES, Bendito sea el que viene en el nombre del Señor.

 

Esta oración nos recuerda que Dios es uno con todos nosotros y que siempre esta en nosotros, pero nosotros lo dudamos, mas adelante esa oracion nos recuerda qe debemos amar a Dios con todo nuestro existir, como lo hacia Maria Elena, que debemos amar a Dios en todo momento, como lo hacia Maria Elena, que debemos enseñarles a nuestros hijos en todo momento de Dios, como lo hacia Maria Elena con  su hijo y su nieta, y con todos aquellos que eran cercanos a ella, como yo, como sus amig@s, familiares, colegas, compañeros seguidores de Dios, todos nosotros nos convertimos en sus hijos para ella poder enseñarnos en todo momento de Dios y como amarlo siempre.

 

Se dice que se ama a Dios doblemente cuando se canta, yo digo que Maria Elena cuando cantaba junto conmigo eso se convertia en un coro de Angeles celestiales cantando infinitas oraciones a nuestro amado Señor.  Cantaba con un fervor como nunca antes vi, cantaba como una completa enamorada del Señor.

 

Hoy, al igual que muchas otras personas, yo le doy gracias a Elohim (Dios) por haberme permitido ser su amiga, ser su hermanita, haberla tenido en los momentos mas dificiles de mi vida y ella estuvo alli presente, para ayudarme sin excusa alguna a mi y a mi familia, ella fue un gran apoyo para mi vida, que a pesar de mis impedimentos para estar a su lado siempre como siempre quise, Dios y ella saben que siempre estuve presente en espiritu, orando en todo momento por ella y su familia.

 

Cuando me despedi de ella en la Clinica, vi un rostro resplandeciente, lleno de paz, me di cuenta que ella ya estaba preparada para la partida con su amadisimo Yeshua ha Mashiaj, ya no habia dolor sino paz, yo le cantaba, porque era lo que mas le gustaba cantar al Señor, y su rostro se alegro mas y brillo mas de lo que estaba, ya sabia que solo quedaban horas, quizas minutos para irse de la mano con Dios,eso para mi no fue dolor sino alegria de que ella iba directo al cielo, gracias a la misericordia del Señor y se iba en plena paz y amor.

 

Hoy, al igual que todos los que la conocieron, se que es asi, no lamentamos su partida porque sabemos que esta con Dios, pero si me da trsteza el saber que en este mundo las personas como ella sean contadas con los dedos de nuestras manos, eso si me da tristeza, pero es ahi donde se manifiesta la Gloria de nuestro Señor, de nuestro Elohim a traves de su hijo, Yeshua ha Mashiaj.

 

Maria Elena, Te amamos, Se Feliz al lado de tu amado por siempre, Yeshua ha Mashiaj.