* * Medicina Tropical alertó: reactivos para diagnosticar malaria y leishmaniasis a punto de dañarse por apagones – Noticia Global

Medicina Tropical alertó: reactivos para diagnosticar malaria y leishmaniasis a punto de dañarse por apagones

Spread the love

“Las células, muestras biológicas, los recursos genéticos y reactivos que se utilizan para diagnosticar y tratar enfermedades tropicales como malaria, leishmaniasis y mal de Chagas están a punto de dañarse”. Así lo advirtió Hernán Carrasco, investigador y jefe de la Sección de Epidemiología Molecular del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Carrasco dijo, en exclusiva para Caraota Digital, que la única manera de salvar ese valioso material, dado que los cortes de servicio eléctricos serán recurrentes, es poniéndole gasoil cada tres días a la única planta eléctrica de emergencia que existe en el lugar.

“Hacemos un llamado urgente para que nos donen gasoil. De lo contrario, la valiosa colección de material biológico que hemos conservado desde hace más de 20 años se dañará”, advirtió el especialista.

Carrasco relató que durante el apagón del pasado 7 de marzo la planta eléctrica del instituto no funcionó. ¿La razón? Las baterías de emergencia ya estaban dañadas desde hacía mucho tiempo.

“De inmediato hicimos una campaña y conseguimos que nos donaran dos baterías. Solo así es que hemos podido aguantar la contingencia que se presenta con cada apagón”, indicó el investigador.

Explicó que la planta eléctrica trabaja solo con gasoil y para que funcione correctamente  se necesita un camión cisterna cada tres días.

“El último camión que pagamos tuvo un costo de 770 mil bolívares. Pero ya no tenemos más recursos para comprar otra cisterna”, dijo.

Insistió en que cada cisterna de gasoil permite que la planta eléctrica funcione solo tres días.

“Ahora bien, si a esa planta eléctrica la vamos a tener que poner a funcionar con frecuencia, no va a durar el año y medio que nos prometieron”, añadió.

Dijo que en estos momentos utilizan la mencionada planta eléctrica solo para congelar el material biológico.

“¡Solo para eso! Todo lo demás, incluyendo los aires acondicionados del instituto, se mantienen apagados”, aseguró.

Consecuencias impredecibles

Al ser consultado sobre las consecuencias que traería el hecho de que esas muestras biológicas, células, recursos genéticos y reactivos se dañen, Carrasco se limitó a decir que ni siquiera se quiere imaginar que eso llegue a ocurrir.

“Se trata de una colección de material biológico que tiene más de 20 años refrigerado o congelado aquí. Es un material irreparable, eso ya no existe en el país”, precisó.

Reiteró que este material, único en todo el territorio nacional, es utilizado para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades tropicales como la malaria, leishmaniasis y mal de Chagas.

“De lunes a jueves atendemos 60 pacientes por día, es decir, por nuestra consulta externa pasan unos 240 pacientes semanales”, prosiguió.

A esa cifra se le deben sumar todas las muestras diarias que llegan al Hospital Universitario de Caracas, entre otros hospitales.

“En conclusión, procesamos unas 300 muestras diarias”, precisó el especialista.

Único en Venezuela

El Instituto de Medicina Tropical de la UCV es el único, con estas especialidades, que existe en Venezuela.

“Todos los demás centros desaparecieron. En Maracay había uno, pero lo destrozaron y ninguna clínica del país está en capacidad de hacer lo que aquí se hace”, indicó.

Carrasco cree que la única otra alternativa gratuita que tienen los pacientes de malaria o mal de Chagas es acudir al Instituto de Biomedicina Jacinto Convit, que funciona o funcionaba en el Hospital Vargas, en Caracas.

“Pero no sé si tienen los reactivos necesarios”, comentó.

Cómo ayudar

Carrasco dijo que lo ideal sería que el servicio eléctrico del país funcionara a cabalidad.

Pero estima que eso no va a pasar. En consecuencia, no les queda otro camino que pedir donativos de cisternas de gasoil o recursos económicos.

Los depósitos pueden realizarse en el Banco de Venezuela, cuenta corriente No. 0102-0526- 3500-0007-0959, a nombre de Funvenet. Para comunicarse con el Instituto de Medicina Tropical de la UCV escribir a funvenet.imt.ucv@gmail.com

Fuente: Caraota Digital