* * Muere ex presidente de Perú, Alan García, tras darse un disparo para evitar detención por Odebrecht – Noticia Global

Muere ex presidente de Perú, Alan García, tras darse un disparo para evitar detención por Odebrecht

Spread the love

El expresidente peruano Alan García murió este miércoles en un hospital de Lima donde había sido ingresado tras dispararse en la cabeza poco después de que la policía llegara a su casa para detenerlo por orden de la fiscalía.

García, de 69 años y presidente de Perú durante dos períodos (1985-1990 y 2006-2011), falleció en el hospital Casimiro Ulloa de Lima víctima del balazo que él mismo se propició.

El exmandatario se disparó cuando agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad acudieron a arrestarlo en la mañana tras recibir un pedido de detención por un plazo de 10 días.

El ex mandatario sería operado de urgencia por herida de bala en la cabeza luego de dispararse en su vivienda, momentos antes de ser detenido este miércoles por la policía judicial en un caso vinculado al escándalo Odebrecht, informó su abogado.

“Esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse”, dijo a periodistas su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

“Informamos que su estado es delicado y pronóstico reservado (…) El paciente ingresó al hospital con diagnostico de impacto de bala, entrada y salida en la cabeza”, indicó el ministerio de Salud.

“La situación muy crítica y muy grave”, señaló la ministra de Salud, Zulema Tomás, en una rueda de prensa tras indicar que García está siendo operado y ha sido reanimado luego de sufrir tres paros cardiorrespiratorios.

“Es la tercera vez que le hemos hecho la reanimación. Ha hecho tres paros cardíacos. La situación es grave”, abundó la funcionaria.

“Rogamos a Dios que le de la fortaleza” para resistir, dijo el abogado.

Fue a petición de los fiscales del Equipo Especial Lava Jato, por presuntos delitos de corrupción vinculados al caso de la constructora brasileña Odebrecht.

García había calificado este martes de “especulación” el hecho de que se lo vinculase con presuntos sobornos recibidos por su exsecretario por parte de Odebrecht para la adjudicación de la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Alan GarcíaDerechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption García fue presidente de Perú durante dos periodos: 1985-1990 y 2006-2011.

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, también estrecho colaborador del expresidente. Ambos son señalados como sus testaferros.

Hace solo una semana, el también expresidente Pedro Pablo Kuczynski fue arrestado para cumplir 10 días de cárcel preventiva en conexión con el mismo caso de corrupción y este miércoles fue ingresado en cuidados intensivos.

Quién fue Alan García

Dos veces presidente de Perú, pero también diputado, senador vitalicio y principal figura del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), Alan García Pérez fue un referente ineludible de la política peruana.

Consumado orador que conquistó por primera vez a los peruanos en 1985 y recibió una segunda oportunidad como inquilino de la Casa de Pizarro 21 años más tarde.

Había ingresado en la política a la edad de 17, cuando siguiendo la tradición familiar se alistó en la Federación Aprista Juvenil mientras aún cursaba la secundaria.

Nacido en el seno de una familia de clase media estrechamente ligada al partido de centroizquierda fundado en 1924 por Víctor Raúl Haya de la Torre, García fue su secretario de organización en 1979, secretario general entre 1983 y 1985, y entre 1991 y 1993, y su presidente en tres oportunidades.

De hecho, hasta este miércoles García se desempeñaba como presidente del APRA, cargo que ocupó desde julio de 2017.

HospitalDerechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los medios acudieron al hospital donde fue ingresado Alan García.

Estudió Letras en la Universidad Católica de Lima y Derecho en la Universidad Mayor de San Marcos, así como Sociología en la Sorbona de París, desde donde regresó a Perú en 1978 para iniciar su carrera política.

Fue diputado por Lima entre 1980 y 1985 para convertirse luego en presidente de la República con el 48% de los sufragios en la primera vuelta de las elecciones del 85 y luego de que su rival, Alfonso Barrantes, decidiera no participar en el balotaje.

Desde la Casa de Pizarro, a la que llegó con un discurso radical y antiimperialista y nada más 36 años, García presidió sobre un temprano boom económico impulsado por medidas populistas y un elevado gasto público.

El caso García

García, expresidente de Perú entre 1985-90 y 2006-2011, fue detenido en su vivienda del limeño distrito residencial de Miraflores hacia las 6h30 locales (11H30 GMT).

La policía presentó una orden de detención preliminar judicial hasta por el plazo de 10 días por la presunta comisión del delito de lavado de activos en un caso vinculado al escándalo LavaJato/Odebrecht que investiga una fiscalía especializada.

Antes de emitirse la orden de detención, García había declarado el martes que no se asilaría ni escondería, en tácita alusión al frustrado asilo que pidió a Uruguay en diciembre. La justicia dictó en ese mes 18 meses de impedimento de salida del país.

La detención ordenada a García este jueves es por 10 días y busca, según la fiscalía, recoger nuevos elementos en la investigación ante un eventual riesgo de fuga.

A fines de 2018 Alan García, tras abandonar la embajada uruguaya, dijo que estaba a disposición de la fiscalía de lavado de activos que lo investiga por corrupción.

Asilo en la embajada de Uruguay

El exmandatario permaneció durante 16 días en la embajada uruguaya, donde solicitó asilo “ante la inminencia de una orden de detención”. El pedido fue rechazado por el gobierno de Uruguay tras revisar la documentación entregada por Lima y por el solicitante.

En las últimas semanas García ha reiterado que “no existe ninguna delación, prueba o depósito que me vincule a ningún hecho delictivo y mucho menos con la empresa Odebrecht o la realización de alguna de sus obras”.

García está bajo la lupa además por supuestos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht para obtener un contrato de construcción para el metro de Lima durante su segundo mandato.

El año pasado alegó ser “perseguido político”, pero su versión fue desmentida por la justicia y el gobierno peruano.

El expresidente peruano es sometido a una investigación preliminar de la fiscalía pero aún no es un procesado.

Según la fiscalía, el entonces presidente García y otros 21 funcionarios conspiraron para “facilitarle” a la empresa holandesa ATM Terminals que ganara en 2011 la concesión de la Terminal Norte del puerto del Callao, vecino a Lima.

Escándalo de Odebrecht en Perú

Por el escándalo de Odebrecht en Perú también están investigados los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), éste último bajo detención preliminar hasta el 20 de abril, así como la opositora Keiko Fujimori, quien está en prisión preventiva.

Crisis económica

Pero el dinero se acabó y llegó la hiperinflación (de hasta un 7.000%), el fin del crédito internacional tras nacionalizar la banca, y una violenta ofensiva del grupo guerrillero Sendero Luminoso.

Fueron años de profunda crisis económica, institucional y violencia extrema, que allanaron el camino para el posterior triunfo de Alberto Fujimori.

Y, durante el gobierno de este, en junio de 1992, un García altamente impopular y ya entonces acusado de corrupción huyó a Colombia.

Según contó el exmandatario en su libro “El mundo de Maquiavelo”, poco antes del llamado “Fujimorazo” le advirtieron por teléfono que un grupo militar había recibido órdenes de matarlo a él y uno de sus ministros.

Alan García
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Alan García fue vinculado con el caso de Odebrecht

Pero aunque su casa fue rodeada por soldados, García logro escapar y esconderse en la residencia de uno de sus colaboradores por varias semanas, logrando finalmente refugiarse en la embajada de Colombia en Perú el 31 de mayo.

Pocos días después, lograba salir del país en un avión de la Fuerza aérea Colombiana.

García regresaría a Perú después de la caída de Fujimori en 2001, y tras una efectiva campaña electoral, volvió a conquistar el voto de gran parte del electorado peruano, que en el balotaje tuvo que elegir entre él y el eventual ganador de los comicios de ese año, Alejandro Toledo.

Pero el candidato aprista tuvo revancha cinco años después, en 2006, cuando regresó a la presidencia de Perú venciendo a Ollanta Humala.

Es a ese período de gobierno que corresponden las nuevas acusaciones de corrupción por las que iba a ser detenido cuando se disparó en la cabeza.