* * Pilar Soto, la presentadora del «Grand Prix» que sufrió bulimia y se convirtió en franciscana – Noticia Global

Pilar Soto, la presentadora del «Grand Prix» que sufrió bulimia y se convirtió en franciscana

Spread the love

Pilar Soto, la presentadora del «Grand Prix» que sufrió bulimia y se convirtió en franciscana, desia a mí Cristo no me lo tiró de un caballo, sino de un plató de televisión», afirmó la joven, que padeció bulimiapilar-victor--478x270

Pilar Soto, una de las presentadoras de televisión más famosas de principios de siglo XXI, ha vuelto a relatar su particular peregrinaje desde los platós de televisión que la llevaron incluso a caer en la bulimia hasta la Orden de San Francisco el Grande.

La joven empezó su carrera televisiva como actriz en 1998 en «Al salir de clase», donde interpretaba a Pamela. Ese mismo año, hizo una de sus primeras incursiones en el ámbito del entretenimiento en el «Peque Prix», donde estuvo hasta el año 2000 junto a Carlos Castells y Miriam Domínguez. En 1999 pasó a la edición de adultos del «El Grand Prix» junto a Ramón García y el año siguiente fichó por Telemadrid para presentar «Mamma mía» junto a Víctor Sandoval. En 2001 se puso también al frente de espacios veraniegos como «Te vas a enamorar» o «In fraganti». También posó para la portada de la revista MAN.

«El tipo de vida que llevaba -explica para Alfa y Omega- me llevó a vivir hasta en siete países distintos. La falta de raíces, a causa de tantos viajes, el hecho de que nunca nadie estuviera esperándome al volver, me resultaba durísimo. Siempre estaba sola, siempre estaba vacía, no tenía amigos, no tenía a nadie».

No obstante, relató a Alfa y Omega y hace poco a «Sálvame Deluxe», la fama la llevó a caer en una terrible enfermedad: la bulimia. «Comenzaron a sucederme una serie de circunstancias muy dramáticas, y caí en algo terrible que se llama bulimia. La bulimia me llevó a la anorexia, y de ahí al alcohol y las drogas. Sufrí varias sobredosis, pero yo seguía trabajando, perdí muchísimo peso, y no se lo contaba a nadie», relata.

La joven tocó fondo cuando se apuntó al reality «La isla de los famosos» con el objetivo de camuflar su pérdida de peso. «Sé que estoy viva de milagro. Caí en un pozo sin fondo, donde no tenía lo más importante, que es Dios. Yo siempre digo: A mí Cristo no me tiró de un caballo, sino de un plató de televisión». De hecho, uno de estos días, Pilar Soto salió del plató y se despertó en el Hospital de la Princesa. «Un médico me dijo: Lo sentimos muchísimo, señorita Soto, pero no podemos hacer más. […] Sabía que me estaba muriendo. En ese momento, llamé a Cristo, y con los ojos de mi alma vi su rostro. Estaba todavía en la cruz, lloraba. Y pensé: Dios mío, ¿qué he hecho? Perdóname, Señor».

Desde entonces, la presentadora decidió cambiar su vida y consagrarse a la orden religiosa de San Francisco el Grande como seglar, sin hacer votos de castidad, obediencia y pobreza, tal y como informa LOC. En su nueva etapa, escribió para Alfa y Omega y presentó programas en Intereconomía hasta 2013. Además, en diciembre apareció en el «Deluxe» para contar su historia.

Noticia Global/laguiatv/Foto Referencial