* * Refrescos saludables para disfrutar en familia – Noticia Global

Refrescos saludables para disfrutar en familia

Spread the love

Es evidente que las tasas de obesidad y diabetes tipo 2 han aumentado a nivel mundial, especialmente entre los niños y adolescentes. Una de las causas es el consumo excesivo de refrescos. Por eso, te propongo que hagas unos refrescos saludables en casa.

¿Y si en lugar de salir a tomarte un refresco al bar te preparas unos refrescos saludables? ¡Puedes invitar a tus amigos o pasar un buen rato en familia! Pero antes de que saber la fórmula para hacerlo, déjame que te cuente todo acerca de los refrescos.

¿Qué son los refrescos?

Las bebidas preparadas con agua a la que se le ha añadido zumos o extractos de frutas, sustancias aromáticas y azúcar o edulcorantes. Además, pueden contener gas. Algunos contienen hasta cafeína y teína, por lo que no son muy recomendables en niños.

 

Impacto en la salud y medidas de salud pública

El riesgo cero no existe

A continuación, quisiéramos remarcar que el alto contenido de azúcares y calorías que aportan son los responsables del aumento de peso que se produce por beber 1-2 latas diarias. Incluso ese azúcar, que supera el 5-10 % recomendado por Organización Mundial de la Salud, aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y caries, que afecta tanto a niños como a adultos.

Chico con un refresco en una mano y diciendo que no con el pulgar hacia abajo.

Además, también son ricos en fósforo, que impacta negativamente sobre los huesos incrementado el riesgo de tener osteoporosis.

Refrescos saludables caseros

Visto lo anterior, te proponemos una alternativa, que es hacerlos tu mismo. ¿Cómo? Usando 3 o 4 ingredientes que puedes encontrar fácilmente en las tiendas de alimentación. Además, es la forma de que controles la cantidad de azúcar y, por lo tanto, las calorías. Piensa que se conservan en nevera durante 3 o 4 días. 

5 trucos para hacer tus propios refrescos saludables

  1. En primer lugar, coge una jarra y llénala con agua. Tú decides si la quieres con gas o no. Si te gusta bien fría, añádele cubitos de hielo.
  2. Otra opción es utilizar el té o una infusión como base. Os recuerdo que para los niños, mejor elegir una sin teína, como el rooibos.
  3. La leche o agua de coco y las bebidas vegetales sin azúcar añadido son una opción que aportan más textura.
  4. Aromatízalo con frutas, como unas rodajas de limón, naranja o lima, o unos frutos rojos (fresas, arándanos y frambuesas). También puedes añadir ramas de canela, rodajas de jengibre, hojas de menta o hierbabuena, o de cualquier otra hierba aromática.
  5. Dale un toque dulce con vainilla, anís o fruta deshidratada sin azúcar.  Y ya tienes listos tus refrescos saludables.

Refresco casero de lima.

Bebida de frutos rojos

Ingredientes:

  • Agua sin gas.
  • Rooibos.
  • Frutos rojos deshidratados.

Pasos a seguir:

  1. Pon el agua a hervir en un cazo.
  2. Cuando haya hervido, añade el rooibos y déjalo infusionando de 5 a 7 minutos.
  3. Todo seguido, agrega los frutos rojos.

Piña colada

Ingredientes:

  • Agua.
  • Piña fresca o al natural.
  • Ramas de canela.

Pasos a seguir:

  1. Primero de todo, pela y corta la piña en dados.
  2. A continuación, bátela junto al agua.
  3. Por último, añade la canela y añádele hielo.

Refresco de naranja y romero

Ingredientes:

  • Agua de azahar.
  • Naranja.
  • Ramas de romero.

Pasos a seguir:

  1. Exprime la naranja y mézclala con el agua de azahar.
  2. Finalmente, añade el romero y déjalo en la nevera como mínimo unas 2 horas para que coja sabor.

Como conclusión, te invitamos a sustituir los refrescos comerciales por los caseros, ya que toda la familia mejorará su salud. Además, vuestros niños pueden ayudaros a prepararlos.

 

Fuente: Eres Mamá