* * Verdaderamente ¿Fue José Antonio Abreu el fundador del Sistema de Orquestas juveniles? – Noticia Global

Verdaderamente ¿Fue José Antonio Abreu el fundador del Sistema de Orquestas juveniles?

Spread the love

Maite Araujo Olivares
Conmociona la noticia este sábado del fallecimiento  del Maestro José Antonio Abreu a los 79 años de edad , luego de una larga enfermedad originada por un trauma laboral que sólo se manifiesta en una o dos articulaciones y produce dolencias crónicas.
¡Paz a sus restos! ¡Honor a quien honor merece!

Se le reconoce como un gran cultor en el mundo de la música, embajadora ésta de la identidad artística venezolana y promotora del desarrollo  cultural de los pueblos.
Las siguientes anotaciones solo son referenciales a la creación, fundación y registro del movimiento de orquestas juveniles en Venezuela, recordando su origen para la historia nacional, como un aporte a la cultura e identidad musical.
Se ha extendido, gracias al Maestro Abreu y al sistema de orquestas juveniles, el conocimiento de la música,  el lenguaje musical y la propagación de los variados y muy apreciados mundialmente estilos de la música venezolana.
A continuación, queremos recordar que el Maestro Abreu , en 1957 viajó a Caracas en donde se convirtió en discípulo de grandes maestros como Vicente Emilio Sojo, con quien estudió composición; Moisés Moleiro, profesor de piano, y Evencio Castellanos, de quien aprendió órgano y clavecín.
Y que fué en 1964,cuando el maestro Abreu obtuvo el título de profesor ejecutante y maestro compositor en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas.

En relación a estos estudios que realizó al llegar a Caracas,, el propio José Antonio Abreu manifestó: “El maestro Ángel Sauce me condujo a la Escuela José Ángel Lamas y allí comencé mis estudios de música a nivel superior”.

Esto lo traemos a colación porque siempre se le ha conocido como el fundador del movimiento de orquestas juveniles en el país, movimiento pedagógico  que ha logrado convertir a Venezuela en una potencia en el área de la música sinfónica, pero,  aclaremos ahora, ¿Realmente fue el fundador de este movimiento?
Veamos  como nació el Movimiento de Orquestas Juveniles en Venezuela.
Primero, ¿Quién era este Maestro ANGEL SAUCE  que llevó a José Antonio Abreu A ESTUDIAR EN EL CONSERVATORIO SUPERIOR DE MÚSICA en 1957?

El Maestro ANGEL SAUCE,   Fue un destacado músico venezolano, gran compositor, violinista, director de orquesta y coro.  Fue el  verdadero fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y  colocó a José Antonio Abreu como su asistente de orquesta en el Conservatorio de Música  Juan José Landaeta, que el mismo Maestro Sauce dirigía.

Imagen relacionada
Abreu dirige uno de los primeros conciertos con la precursora Orquesta Juvenil

Más sobre el Maestro Angel Sauce: 

Biografía:

Ángel Sauce
Nace en Caracas el 2.8.1911 y Muere en Caracas el 26.12.1995. Publicada por Venezuela Tuya.com

Fueron sus padres Juan Vicente Sauce y Justa Sauce. Su infancia transcurrió felizmente en la parroquia San Juan de Caracas.

Realizó estudios musicales en la Academia de Música y Declamación de Caracas, hoy Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, con los maestros José Lorenzo Llamozas, Vicente Emilio Sojo y Manuel Leoncio Rodríguez. En 1944 se graduó como maestro compositor, integrando la primera promoción egresada de la Escuela Superior de Música Nacional.

Entre 1945 y 1946 fue becado por la municipalidad de Nueva York (Estados Unidos) donde realizó un postgrado en composición, dirección coral y de orquesta en la Universidad de Columbia.

En 1930 participó en la fundación de la Orquesta Sinfónica Venezuela como violinista; en 1947 fue nombrado director de la misma, cargo que ejerció por más de 12 años.

En 1943 inició en el Ministerio del Trabajo la organización de un orfeón que estuvo formado por más de 100 voces de obreros, el cual dio su primer concierto el 24 de julio del mismo año, con el nombre de Juan Manuel Olivares, hoy coral Venezuela.

También fue fundador de agrupaciones corales de la Electricidad de Caracas, la Universidad Católica Andrés Bello, el Coro de Latinos de Nueva York (1945), el Orfeón de invidentes del Instituto Venezolano de Ciegos.

Con estas agrupaciones emprendió la tarea de dar a conocer al público en general nuestra música tradicional, a través de arreglos corales. Asimismo fue pionero en la presentación de conciertos sinfónico-corales.

Imagen relacionada

Además fue fundador de:

  • La Orquesta de Cámara del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA),
  • de la Banda y Orquesta Sinfónica de las Fuerzas Armadas,
  • de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela
  • y del Conservatorio Nacional de Música Juan José Landaeta, institución que dirigió por más de 30 años junto con su esposa Adda Elena Alvarado de Sauce y en la cual dictó clases de composición, además de promover la cátedra de Música Electro-Acústica, primera de este tipo en el país.
  • Entre sus obras más importantes destacan: Concierto para violín y orquesta; obertura sinfónica; Cantata Jehová Reina para orquesta, coro y solistas; Cecilia Mujica, ballet sinfónico-coral; Romance del rey Miguel, ballet nacionalista donde utiliza instrumentos autóctonos; Sonata para violín y piano; Canto de libertad, para orquesta, solista y coro.
  • En 1948 recibió el Premio Nacional de Música por su obra Cecilia Mújica
  • y, en 1982 el Premio Nacional de Música por dilatada trayectoria musical.

Orquesta Sinfónica de Venezuela Enero 1961_Dirige: Ángel Sauce Pianista: Harriet Serr

 Rachmaninoff Nº2 Grabación en vivo Enero 1961 Caracas Director: Ángel Sauce Pianista: Harriet Serr.

Ver documento completo  del jurista Guerrero publicado en el Universal:

“El abogado y arpista Fernando Guerrero se encargó de redactar el documento constitutivo del
hoy Sistema de Orquestas, y refiere cómo fueron los días iniciales del importante movimiento
musical”.

Recordando al maestro Ángel Sauce

“Un martes en la tarde del mes de noviembre de 1974, el maestro Ángel Sauce, director del
Conservatorio de Música Juan José Landaeta, tocó la puerta del salón de arpa mientras yo
recibía clases de la profesora Cecilia de Majo, al lado del salón de guitarra, donde las impartía
el maestro Antonio Lauro y requirió mi presencia en su oficina, al terminar.
El maestro Sauce –me dijo emocionado- acababa de obtener del entonces CONAC (Consejo
Nacional de la Cultura), una partida de cinco mil bolívares mensuales (equivalentes a 1.162,79
US$ de entonces) y 18 atriles. Preguntó a su alumno, abogado con escasos dos años de
graduado, qué se necesitaba para establecer con esos recursos una “orquesta en el
conservatorio”, la cual él no dirigiría.
Respondí que era cosa fácil; necesitaba el nombre del
director y yo le prepararía una sociedad civil, la cual recibiría la asignación mensual y los
atriles.
Unos días después, el maestro Sauce volvió a requerir mi presencia en su oficina al terminar la
clase. Allí encontré a José Antonio Abreu Anselmi, el director de la orquesta que proponía el
Maestro (con quien me unen vínculos de parentesco relativamente lejanos, de paisanaje, pues su
padre y el mío nacieron y fueron vecinos en Betijoque, estado Trujillo, amén de una amistad
de muchos años). El asunto estaba solucionado.
José Antonio comenzó a ensayar en ese mismo mes de noviembre de 1974 con músicos, en el
propio Conservatorio Juan José Landaeta y con otros “outsiders”, con quienes él tocaba en el
Ateneo de Caracas y en otras partes, en una especie de conjuntos informales, ventetú
musicales.
Y es que para el año 1975 había en Venezuela dos orquestas sinfónicas, en
Maracaibo (Orquesta Sinfónica de Maracaibo) y en Caracas (Orquesta Sinfónica de
Venezuela) y no era del uso de las escuelas de música tener una orquesta adjunta, no
obstante que con esfuerzo sobrehumano, Evencio Castellanos había logrado en 1970, hacer
un par de conciertos con la Orquesta Experimental de la Orquesta Sinfónica Venezuela, que
ensayaba en la Escuela de Música de Santa Capilla.
Se presentaba 1975 auspicioso para la orquesta del Conservatorio Juan José Landaeta:
Venezuela pedía a gritos orquestas juveniles en los conservatorios. José Antonio con la pasión
que lo caracteriza, comenzó a ensayar con sus músicos en la sede del conservatorio, casi
todos los días y hasta bien entrada la noche.
El primer “Concierto de Estado”, como lo llamaría Napoleón Bonaparte, se llevó a cabo el 30
de abril de 1975 en la Casa Amarilla (ver programa de mano). La batuta la compartieron el
maestro Sauce, como Director Fundador (así dice el programa) y José Antonio Abreu como
Director Titular. Sin embargo se viene celebrando el 12 de febrero como efeméride de la antes
llamada Orquesta Juvenil, ahora el Sistema.
                                                                                     Programa de mano:

Para mi como abogado, la fecha oficial resulta ser la protocolización del documento
constitutivo-estatutario de la SOCIEDAD DE LA ORQUESTA NACIONAL JUVENIL “JUAN
JOSÉ LANDAETA” (SCONJJJL), Sociedad Civil sin fines de lucro, domiciliada en la ciudad de Caracas, inscrita por ante la Oficina Subalterna del Segundo Circuito de Registro del Municipio Libertador del Distrito Federal, lo cual ocurrió en fecha 23 de Mayo de 1975, quedando anotado bajo el N 3, Folio 22, Tomo 57, Protocolo Primero.

Los habitantes de la urbanización Campo Alegre, como consecuencia del inesperado y
trasnochante diluvio musical, se quejaron ante la asociación vecinal y el Jefe Civil. No quedó
más remedio que mudar la orquesta para un galpón, con techo metálico, llamado CINDÚ, en
Boleíta, donde Abreu y los músicos ensayaban –sin querer- en un verdadero sauna; pero con
tesón impresionante siguieron adelante: lo demás es historia.
José Antonio se hizo cargo de la orquesta, llevándola con ofrenda de su vida, pasión y un
esfuerzo gigantesco, hasta donde podemos ver: consiguió presupuesto, y años después la
dotó de la protección de una fundación del estado venezolano etc.
Pero el maestro Sauce, nuevamente se quedó sin una agrupación en el Conservatorio que dirigía en la cual
practicasen sus alumnos, quienes, sin embargo, lo pasaron a hacer desde entonces en la
propia Orquesta Juvenil.
Parte de la referida historia aparece en el libro “Ángel Sauce, una vida por la música” (Caracas
2006, co-edición Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela, 301 pp) de nuestro también
maestro, el nunca bien llorado José Peñin, cuyo prólogo, de José Antonio Abreu, sigue a estas
palabras.
Debido a la bohemía, sencillez y austeridad que lo caracterizaban, el maestro Sauce no
reivindicó jamás su participación en los orígenes del movimiento musical; sin duda, más
grande e importante que ha tenido nuestro país y Latinoamérica.
Las previas notas, vivenciales y documentadas, sirven para dejar en claro y recordar, en estos primeros
cuarenta (40) años, sin desmedro a nadie, la iniciativa de uno de los principales músicos que ha tenido
Venezuela, pedagogo, compositor y director de orquesta, fundador de coros:
Y por derecho propio, mentor, impulsor original y co fundador del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles
e Infantiles de Venezuela, por demás, gran persona, con cuya amistad me honró: el Maestro
Ángel Sauce, a quien en estas fechas, recordamos agradecidos por su maravillosa iniciativa”. Jurista Guerrero.
Ejemplo: José Antonio Abreudirector titular y fundador de la Orquesta Nacional Juvenil, creada en febrero de. 1975…
Parte de la referida historia aparece en el libro “Ángel Sauce, una vida por la música” (Caracas 2006, co-ediciónOrquesta Nacional Juvenil de Venezuela, 301 …
Aclarada la co-fundación de estos dos gigantes de la música en Venezuela y reconociendo los esfuerzos realizados juntos y de manera individual, reiteramos los beneficios que ha recibido Venezuela con este macro desarrollo de la música en nuestro país, el mundo entero, pero, de manera especial,  en nuestros niños, en nuestro jóvenes, en nuestra población-
Imagen relacionada
Con las propias palabras del Maestro Abreu, vemos la importancia de la música en la educación y formación humana:

“…No existen niños sin talento para la música y con esa premisa la meta es que todo venezolano sea músico y que los ritmos sublimes le ayuden a vencer temores, subir la autoestima y amar lo bello de la vida…

“Cualquier niño, cualquier joven tiene el potencial del arte musical y el desarrollo orquestal, lo que hace es potenciar esa vocación”, aseguró el premio Príncipe de Asturias de las Artes de 2008 en una entrevista con Efe…

El “maestro”, recuerda que el proyecto sinfónico que se conoce como “El Sistema” y que se fundó hace más de 40 años,  es más social que artístico y su principal objetivo es “rescatar a través de la música a niños y jóvenes de medianos y bajos recursos”.

…”A un niño que nace con desventajas sociales, el aprendizaje de un instrumento musical “le abre un camino luminoso”, le “ennoblece” y “dignifica”, asegura Abreu que señala que,  ese chico músico, además, llena de orgullo a su familia, a su barrio y a sí mismo,  al poder representar con dignidad a su país en cualquier parte del mundo”…

…”El desarrollo de la música despierta muchas potencialidades intelectuales ocultas en los niños, por ejemplo favorece el talento matemático”, señala el Maestro Abreu.

Apoyamos  esta visión pedagógica de la enseñanza musical como impulsora del desarrollo neurofisiológico del cerebro humano, ya que se produce la estimulación globalizada de los dos lóbulos cerebrales  interralacionadamente, tanto del  derecho que funciona creativamente como del izquierdo que se ocupa de las funciones lógicas, lo cual hace que sea, un aprendizaje vivencial,  sonoro, kinestésico, visual, integral ( la música es otro idioma, funcional y práctico).
Lo que significa que además de recrearse con la belleza de la música y aprender su lenguaje musical, a ejecutar un instrumento musical, aprende a vivir y convivir socialmente, elevando su espíritu con la armonía de los sonidos que limpia el alma de dolores y el cuerpo del estrés, muy de moda por las complejidades modernas y, por lo tanto, eleva las posibillidades de completar aprendizajes pedagógicos y actualizar los conocimientos de una manera alegre y felís, pero, disciplinadamente.
Esto, porque la música y su aprendizaje requieren de un método de estudio y una disciplina que involucra atención, percepción y constancia  para lograr desarrollar esa música que nos alegra el espíritu y conforta el alma.
Venezuela, el sistema de orquesta, los niños, los jóvenes y en especial los padres, siempre recordarán tu lucha y esfuerzo por llevar adelante tan titánica misión, como es salvaguardar de la vagancia, el vicio y la delicuencia a la juventud, pero, espeecialmente, por haber impulsado el rescate musical, moral, social, espiritual, mental y por ende físico,  de esos niños que disfrutan de una música como lo es la nuestra, con todas sus tonalidades y ritmos, reconocida como una de las más bellas que existe,
¡Que la luz del Señor ilumine tu camino hacia  Ël y tengas el descanso eterno te deseamos todos!
Maite Araujo Olivares/maitearaoliv@gmail.com

Avatar

Martin Flores

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Es autor de varias obras Literarias, como haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como haber trabajado en diversos medios tanto impresos como digitales.